¿Qué se sabe de las microalgas que han estado afectando a la producción de salmónidos?

Respecto de Heterosigma akashiwo, se tienen los primeros registros de su aparición en Chile en septiembre de 1988. Posterior a dicho evento, la microalga fue registrada en el año 2000 en el Fiordo Reñihue y en el Seno de Reloncaví; en el 2002 en Quemchi, y ahora en 2021 en Leptepu.

Publicado el 12 de abril del 2021AQUA

En cuanto a los  seis centros de la región de Los Lagos, ubicados en la agrupación de concesiones de salmónidos (ACS) 17A, la mortalidad se asocia a la microalga Heterosigma akashiwo; mientras que en Aysén, siete centros han tenido mortalidades asociadas a Leptocylindrus danicus y Leptocylindrus minimus. El resto de los centros activaron sus planes de acción, principalmente, por bajas en el contenido de oxígeno disuelto.

Pero, ¿cuál es la historia de las microalgas que han estado afectando a los cultivos? Respecto de Heterosigma akashiwose tienen los primeros registros de su aparición en Chile en septiembre de 1988. “Me acuerdo ya que estaba haciendo mi tesis de postgrado en FAN, imágenes satelitales y cultivo de salmones en la Oregon State University. Fue un evento muy masivo y crítico y más atípica fue su magnitud y periodo de ocurrencia, es decir, en primavera”, comenta el gerente general de Plancton Andino, Alejandro Clément.

En tanto, el consultor acuícola, Adolfo Alvial –quien es director de ORBE XXI y del Club Innovación Acuícola–, recuerda que “fue un evento que tuvo su origen en la misma zona que la actual, y que luego se extendió a Chiloé y Seno de Reloncaví, causando mortandad masiva en los pocos centros que existían en ese tiempo, causando pérdidas significativas para los volúmenes que se manejaban en ese entonces, llegando a afectar aproximadamente al 50% de la biomasa en cultivo”.

Posterior a dicho evento, la microalga fue registrada en el año 2000 en el Fiordo Reñihue y en el Seno de Reloncaví; en el 2002 en Quemchi, y ahora en 2021 en Leptepu. Heterosigma akashiwo también ha estado presente en los mares de distintos países, como Japón, Canadá (BC), Nueva Zelanda y Estados Unidos.

“Esta microalga es de  la clase Rafidoficea, a la cual también pertenece el alga causante de la mortandad de salmones del 2016, Pseudochatonella sp. Aparentemente, el origen de esta especie es atribuido a Japón, donde presenta proliferaciones recurrentes e intensas. Es posible que haya sido introducida en Chile hace años a través de las aguas de lastre de embarcaciones provenientes de ese u otros países donde ya había sido reportada, como Sud Corea, Hong Kong, Australia, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Canadá, Escocia, Irlanda, Suecia y Noruega”, precisa Adolfo Alvial.

Según lo explicado, se trata de una especie flagelada que puede desplazarse en la columna de agua. Además, es  ictiotóxica, pues sus toxinas afectan a los peces llegando a matarlos cuando sus concentraciones son altas. Algunos autores también atribuyen su acción sobre los peces a hipoxia causada por la obstrucción masiva de las agallas.

¿Por qué el agua se torna de color café? “Es una microalga de color café dorado debido a sus pigmentos carotenoides, lo cual explica la coloración que le confiere al agua en altas concentraciones”, dice el consultor de ORBE XXI.

En cuanto a porqué se producen este tipo de blooms, el experto comenta que las proliferaciones de H. akashiwo se atribuyen a aumentos de temperatura del agua que pueden originarse en zonas más protegidas por períodos de alta radiación solar, como los que se han vivido sostenidamente en la zona, seguidos de lluvias que, en fiordos o bahías de baja dinámica, generarían condiciones favorables. “Se ha llegado a señalar que caídas de salinidad por aportes de agua dulce han estado también asociados a la manifestación de estos blooms”, adiciona.

En cuanto a las microalgas que han estado afectando a la región de Aysén, Leptocylindrus danicus y Leptocylindrus minimus, Alejandro Clément expresa que estos blooms son bastante comunes en mar interior del sur  de Chile y su efectos en peces son muy menores en comparación con las células ictitoxicas como Heterosigma”.

¿Cuáles son las proyecciones?

Recientemente, el Instituto Tecnológico del Salmón (Intesal) informó que las condiciones climáticas que se han observado los últimos días en el sur del país han motivado la disminución de las presencia de las microalgas nocivas, habiendo también un buen pronóstico para los próximos días.

Alejandro Clément coincide con lo anterior. “En el caso del fiordo Leptepu, el bloom ha descendido muy rápido, de hecho, con las biólogas de la empresa hemos realizado estudios de la eficiencia fotosintética y análisis fotoquímico de su fisiologia, además de imágenes de la morfología celular y la movilidad flagelar. Hemos observado que la células están en un proceso de decaimiento notorio para el caso de Heterosigma”, menciona.

Respecto a Leptocylindrus spp. “aún quedan células en concentraciones mayores a 4.000 y marcando un FAN IDEX mayor a 2, pero también creemos que está en descenso”, informó el experto.

Adolfo Alvial, por su parte, recomendó a las compañías continuar atentas y mantenerse preparadas para reaccionar en caso de que una proliferación de algas vuelva a afectar a los peces. “Los cambios observados en el clima en los últimos años, con más episodios de días soleados y lluvias menos persistentes, pero concentradas en chubascos de alta intensidad, sugieren mantener una fuerte vigilancia sobre este tipo de fenómenos”, dice el profesional.

Foto principal: Sernapesca

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *